Guía de restaurantes y bares top para un finde en París

Si estáis planeando una primera visita a la capital francesa, éste no es vuestro post. Aquí os quiero hablar de otras opciones más allá de la ruta estándar una vez hayáis visitado los "musts" de París. Mi plan ha sido: fin de semana, París, amigas y una celebración de cumpleaños. ¿Se os ocurre un plan mejor? Pues ésto ha sido mi quinta visita a la ciudad y aquí os dejo, por barrios, los sitios que más me han gustado.

Montmartre
Montmartre

Montmartre

El molino de la Galette:

Espera...¿qué en París hay más molinos a parte del Moulin Ruge? Pues resulta que sí y el de la Galette hoy en día es un restaurante situado en el corazón de Montmartre. En el siglo XVII era una zona de viñedos, trigales y campos que posteriormente se anexó como barrio a la capital. Con los años y la revolucionaria historia francesa, el Moulin de la Galette se convirtió en sala de baile. A día de hoy se trata de un lugar acogedor donde degustar gastronomía francesa con vistas, cómo no, a una copia del cuadro "Baile en el Moulin de la Galette" de Renoir. Nosotras disfrutamos del menú de mediodía (incluidos fines de semana hasta las 15h) por 21€ (entrante + plato principal). La otra opción de menú es de 39€ con más variedad dónde elegir. 

Web: lemoulindelagalette.fr

Sillas con historia en Le Relais de la Butte: 

Uno se da cuenta que ha llegado a París en el momento en que ve todas esas terrazas tan características, con todas las sillas orientadas hacia la calle. No sé si os habéis dado cuenta, pero uno de los elementos que hace que todos los cafés de París tengan esa homogeneidad estética, ese toque tan francés, es el mobiliario utilizado. Os hablo de las sillas de mimbre de diferentes formas y colores que siempre siguen un estilo concreto.

El origen de esta estética es la Maison Gatti, una empresa familiar que desde 1920 crea de manera artesanal y tradicional mobiliario de terraza de mimbre. En la parte trasera de las sillas, si son originales, todavía hoy podrás ver la etiqueta con el nombre de la marca..

Antiguamente, estas sillas estaban en los distritos 2 y 7. Actualmente, puedes encontrar varios cafés que todavía conserve las originales, pero si paseáis por Montmartre, podéis tomar algo en la terraza de Le Relais de la Butte, dónde te puedo asegurar que todas las sillas llevan en su parte posterior la famosa y clásica placa de "Maison Gatti".

Dirección: 12 Rue Ravignan

Le Marais

Marché Les Enfants Rouges

Si os gusta la Boquería en Barcelona o el mercado de San Miguel en Madrid, no os podéis perder este lugar frecuentado por parisinos. Os estoy hablando del "Marché Les Enfants Rouges", el mercado cubierto más antiguo de París fundado en 1628. Previamente a ser un mercado, este lugar había sido un orfanato que acogía a niños de París y que vestían con ropa de cáritas roja. De ahí su nombre. 

En este mercado tan auténtico, además de poder comprar productos frescos (frutas, pescado, queso o incluso flores), hay varios restaurantes dentro donde disfrutar de diferentes estilos de comida de forma bastante económica. Nosotras comimos en el restaurante italiano por unos 13€ por persona.

Dirección: 39 Rue de Bretagne 

Café Ineko 

Íbamos paseando por el barrio de Le Marais buscando algún sitio para tomar un café y seguir poniéndonos al día cuando de repente nos encontramos esta cafetería y entramos sin pensarlo. 

Se trata de un pequeño espacio con terraza cubierta con visitas a la calle y una zona interior con tienda y restaurante vegano. Nosotras veníamos de comer, así que solo disfrutamos del café, pero sólo por el ambiente cálido que se respira ya vale la pena hacer una parada. 

Dirección: 13 Rue des Gravilliers

Distrito XIII

La Felicitá 

Spóiler: parada imprescindible para cualquier noche parisina. 

La Felicitá es un espacio cubierto formado por 3 bares, 5 cocinas, cuatro ambientes, una panadería, una cafetería y una terraza de más de 1000 metros cuadrados. Y todo, absolutamente todo, lo viste una decoración cuidada y digna de revista. Además, los precios son muy razonables, sobretodo teniendo en cuenta la calidad de la comida, básicamente materia prima italiana de alta calidad. Una pizza (cocinada en horno de piedra) ronda los 12€.

Lo más sorprendente del proyecto son sus creadores: dos jóvenes treintañeros, procedentes de una de las escuelas de negocios más importantes de París que inicialmente querían dedicarse a las crêperias bretonas. En 2015 inauguraron su primer restaurante italiano y en los últimos 4 años el grupo "Big Mamma" ha abierto 5 restaurantes más. La Felicitá se considera su mejor obra y sin duda, uno de mis favoritos de este fin de semana.

¿Queréis algún otro motivo para visitarlo? Después de la cena, ofrecieron clases de Zumba en el escenario y todo el mundo se puso a bailar. ¡Ambientazo garantizado!

Web: www.lafelicita.fr

Canal de Saint Martin

Myrthe

El barrio del Canal de Saint Martin es el sitio de moda para hacer el brunch. Y  después de haber salido de fiesta el domingo, no había ningún plan que nos apeteciese más. Sara (la amiga-guía local que nos ha descubierto todos estos sitios de los que os estoy hablando) nos había recomendado "Comptoir General" pero estaba lleno y decidimos apuntarlo en la lista de pendientes para la próxima visita. Paseando por el barrio descubrimos Myrthe, una "épicerie-cantine" cómo sus dueñas lo describen que nos cautivó.

Es un local muy pequeñito abierto en 2014 especializado en gastronomía francesa artesana y de proximidad. Marion y Laura, las propietarias y trabajadoras del local, han decorado el espacio con mucho gusto, habilitando una segunda planta super acogedora encima de la cocina. El menú de brunch consiste en zumo de naranja, café o té, tostadas, quesos, jamón dulce y pastel casero por 17€. Una muy buena opción si estáis por la zona un domingo por la mañana.

Web: www.myrtheparis.fr

La Bastille

Pachamama

Pachamama es el nuevo club parisino inspirado en América del Sur que está causando furor en la capital francesa. Hablamos de 3000 metros cuadrados distribuidos entre sala de baile, bares y restaurantes en varias plantas y con una decoración inspirada en mitos y símbolos sagrados de las poblaciones precolombinas.

Como este sitio se nos salía del presupuesto, decidimos visitarlo por la tarde y tomar una copa. Tened en cuenta que una cerveza pequeña son 9€, aunque vale la pena visitarlo sólo por vivir lo espectacular del lugar.

Distrito I

Angelina

Cerca del Louvre y de Jardin des Tuileries hay una de las pastelerías más famosas de la ciudad: Angelina. Se inauguró en 1903 y rápidamente se convirtió en un lugar popular entre la aristocracia parisina. El famoso arquitecto de "la Belle Époque" que diseñó el interior, quiso darle un aire romántico y poético que ha hecho que a día de hoy se convierta en uno de los lugares preferidos para los parisinos gourmets (y para muchos turistas). 

Su bebida más famosa es su llamado "chocolate chaud africaine", compuesta por cacao de Níger, Ghana y Costa de Marfil y su receta es secreta. 

El Angelina original está en la Rue de Rivoli, pero a día de hoy hay otra boutique en las Galerías Lafayette y en el Petit Trianon en el Palacio de Versalles. 

Web: www.angelina-paris.fr