MARRUECOS

Los que me conocéis sabéis que soy una enamorada de Marruecos: de sus ciudades, su arquitectura, su cultura y su gente. La primera vez que fui, tuve la oportunidad de visitar Marrakech, el desierto de Merzouga y Fez y, un año después, dediqué 3 días a conocer solo la vieja y mágica ciudad roja: Marrakech.