Info útil para tu escapada a Múnich

A pesar de que las ciudades no me parecen el punto fuerte de Alemania, debo reconocer que Múnich hay que visitarla, al menos, una vez en la vida.  Es perfecta para hacer una escapada de fin de semana y, a parte de disfrutar de su casco antiguo, su cerveza y su historia, se pueden hacer excursiones muy interesantes en un solo día. Después de dos visitas a esta ciudad, aquí dejo alguna información que te podría ser útil para la organización de tu escapada.

Vistas desde la Torre de San Pedro
Vistas desde la Torre de San Pedro

Cómo llegar del aeropuerto al centro:

Aunque el taxi siempre es una opción (a Marienplatz son unos 50€) y Uber otra (alrededor de unos 35€), el aeropuerto de Múnich está muy bien comunicado con el centro gracias a su importante red ferroviaria. Encontrarás el tren siguiendo la indicación de "S" y, para ir a Marienplatz o Hauptbahnhof (las dos paradas más céntricas), puedes coger las líneas S1 y S8. El precio del billete por persona es 11€ pero, hay un "billete grupal" de hasta 4 personas que cuesta 26€, por lo que si sois más de dos, sale a cuenta.  CONSEJO: Para volver del centro al aeropuerto cuando ya estéis de vuelta, si elegís la línea S1 estad muy atentos al vagón en el que subís. En Londres, por ejemplo, si la misma línea tiene dos destinos posibles en la misma dirección, unos trenes van hacia una parada y otros van a la contraria. En cambio, en Múnich, todos los trenes van a las dos direcciones: los vagones se separan y dividen su camino. Así que, asegúrate que estás en el vagón que va al aeropuerto (te ayudara a identificarlo seguir a la gente con maletas) 

Dónde dormir:

Cualquier opción cerca de Marienplatz, Haupbahnhof o Karlsplatz considero que está bien ubicada. El centro antiguo de Múnich no es demasiado grande, pero si te alejas más de estas estaciones tendrás que depender del transporte público todo el día.

En esta última escapada nos hemos alojado en el Hotel Múnich City, a unos 10 minutos de la parada de Haupbahnhof. Se trata de un hotel 4* con un buen servicio, muy limpio y con desayuno incluido. No os dejéis engañar por la fachada, no le hace justicia.

Precio habitación doble: 89€/noche.

Aprovecho y os dejo el código para los 15€ de descuento aquí

Marienplatz
Marienplatz

Como moverse por la ciudad y alrededores

Si vuestra intención es visitar Múnich en un día, ni siquiera os hará falta transporte público. Todos los puntos de mayor interés están en un radio de 3km y pasear por las calles de Múnich es muy agradable. En cualquier caso, cómo ya comentaba antes, en tren te puedes mover por toda la ciudad.

Por lo que respecta a hacer excursiones a los alrededores de Múnich hay 3 opciones:

1. Excursiones organizadas: hay varias empresas que organizan excursiones y si eres de dejarte llevar y no preocuparte de nada, esto sería lo más adecuado. 

2. Transporte público: tanto para visitar el castillo de Nauchwainstein como para ir a Salzburgo, el tren es una opción viable. No es la más rápida pero sí la más económica. En mi primer viaje a Múnich visité el castillo del rey loco así y, como nos cambiaron la vía de la que salía nuestro tren, tuvimos que esperar 2 horas más hasta poder coger el siguiente. En cualquier caso, el tren es directo y hay que bajar en la parada Füssen, de dónde salen autobuses hasta los pies del castillo. El precio fue alrededor de 15€ por persona ida y vuelta.

3. Alquilar coche. Esta es, cada vez más, mi opción preferida. Es verdad que sale quizás más caro (a no ser que seáis 4 o 5 como ha sido el caso en esta última visita a la ciudad) que entonces sale igual más o menos que coger el transporte público. Más allá del precio, el coche te permite una flexibilidad y una autonomía que cada vez agradezco más, así que, nuestra visita a Salzburgo este Enero ha sido con coche de alquiler que puedes recoger en la estación central (Haupbahnhof).

Qué excursiones hacer en un día

En una escapada de tres días, me parece imprescindible dedicar uno de ellos a los alrededores de Múnich: o bien al castillo de Neuchwanstein o a la ciudad de Salzburgo. Para los amantes de la historia, también imprescindible la visita al campo de concentración de Dachau. 

Castillo de Neuchwanstein: Si ya te has empezado a informar sobre una escapada a esta ciudad alemana, estoy segura que ya has oído hablar del famoso castillo del rey loco en el que Disney se inspiró para hacer el castillo de la Bella Durmiente. Está en medio de las montañas y después de visitarlo entiendo porque se considera uno de los más bonitos de Alemania. CONSEJO: las entradas al castillo no se pueden comprar con antelación pero si reservar por 3€. Nosotras llegamos tarde y nos quedamos sin entrada, aunque la excursión solo por ver los alrededores ya me parece que vale muchísimo la pena.

Campo de concentración de Dachau: esta visita es interesante y escalofriante a partes iguales. El que se considera el primer campo de concentración nazi, está a 13km del centro de Múnich y se llega fácilmente en tren. Hay varias empresas que organizan free tours dónde te explican durante unas 2 horas la historia de este lugar que sirvió como ejemplo para todos los otros campos que se construyeron después. Es duro revivir esta etapa, pero hace falta saber la historia para no repetir los mismos errores en el futuro.

Salzburgo: A más o menos 1 hora y media de Múnich en coche, se encuentra la ciudad que vio nacer a Mozart y que se ha hecho famosa gracias a ello. Los puntos más interesantes se visitan en tan solo un día ya que el centro no es demasiado grande. No te puedes perder: los jardines del Palacio de Mirabell, el puente Makarsteg, el casco antiguo y Residenplatz. 

puente Makarsteg en Salzburgo
puente Makarsteg en Salzburgo