Planes para disfrutar a las afueras de Barcelona

Hay veces que la ciudad nos satura. Barcelona no se acaba nunca pero de vez en cuando todos tenemos la necesidade de buscar algo más. Os dejo en este post 5 planes que se pueden hacer a menos de media hora de Barcelona que nos pueden ayudar a oxigenarnos, a demostrar que no todos los buenos restaurantes están en la capital y a descubrir que las afueras de Barcelona también tienen mucho que ofrecer.

1. Deléitate con un plan sibarita en Mint Granollers

Mint Granollers es un espectáculo de buen gusto. Lo descubrí esta navidad y estoy deseando tener una excusa para volver a ir. Se trata de un restaurante de base mediterránea con inspiración asiática, centroeuropea y latinoamericana. Desde el minuto uno notas que la pareja que puso el proyecto en marcha ha puesto cariño y detalle en absolutamente cada plato y rincón del restaurante. Tienen menú degustación, carta y menú del día. Todo lo que sirven está seleccionado y cocinado expresamente por ellos y ese mimo se nota. Nosotras nos dimos un homenaje:  disfrutamos del pulpo (con influencia peruana), del steak tartar, de las alcachofas de temporada y de las bravísimas, unas bravas ultra especiales con chile chipotle mejicano. Por supuesto dejamos espacio para el cheesecake con influencia norteamericana pero hecho con queso de oveja. No exagero si digo que es uno de lso mejores que hemos probado jamás.  El menú del día oscila alrededor de los 18€ y te aseguro que no te dejará indiferente. ¡Por cierto! Tienen opciones vegetarianas, sin gluten y veganas. Aquí os dejo la web.

2. Comprueba tus habilidades en el Escape World Games de Sant Feliu de Llobregat

Aunque Barcelona está llena de actividades de este tipo, sin duda alguna este escape room es el mejor que he hecho hasta el momento. Hace evolucionar el concepto de "habitación de la que salir en 1 hora" y se trata más bien de una aventura que requiere que los participantes vayan de una sala a otra, pasen pruebas de habilidad, superan actividades de agua...son 90 minutos de adrenalina y entretenimiento. Se encuentra en la plaza de la estación de Sant Feliu de Llobregat por lo que llegar en tren desde Plaza Cataluña es menos de media hora. El precio oscila alrededor de los 20€por participante (dependiendo del tamaño del grupo esto cambia) y el dueño del lugar es un espectáculo. Os dejo el link a su web para que le echéis un vistazo.

3. Desconecta en Sabàtic Sant Cugat

Aquí va otra recomendación de restaurante: Sabàtic Sant Cugat. Es un proyecto que nace con esta idea de encontrar un sitio donde tener un momento de paz y tranquilidad, un sitio donde compartir un buen momento alrededor de la cocina. Tienen carta y menú que van cambiando continuamente para adaptarlo a los productos de temporada. Su decoración es acogedora y su personal super amable. Ideal para hacer un break al mediodía o una cena con amigos. Está a unos 15 minutos de la parada de ferrocarriles de Sant Cugat y en coche es menos de 20 minutos del centro de la ciudad. Además, está justo al lado de la plaza del Monasterio, un sitio ideal para hacer el vermut o dar un paseo después de comer. 

4. Disfruta de una puesta de sol en Les Escletxes del Papiol

Papiol es una localidad a una media hora de Barcelona que forma parte de la comarca del Baix Llobregat. No la añadiría a esta lista si no hubiese descubierto hace unos días las Escletxes del Papiol. Se trata de unas grietas naturales en el suelo (algunos de hasta 6 y 10m de profundidad) que se han formado tras el paso de los años y los movimientos de la tierra. Es un sitio ideal para ir a hacer escalada ( o para ir a ver la puesta de sol en mi caso). Llegar es fácil con coche ya que se puede poner la dirección exacta en Google Maps. Hay un párking de tierra a unos 5 minutos de la primera Grieta. Verás que no todas se pueden visitar (y no a todas se puede acceder por ser demasiado estrechas). Realmente, un accidente geográfico bastante interesante de visitar. 

5. Oxigénate subiendo de Monistrol a Montserrat

Subir a Montserrat es un plan que prácticamente todo el mundo que vive en Barcelona ya a hecho pero quizás lo que no has probado todavía es subir caminando desde Monistrol. Es fácil llegar con los ferrocarriles de la generalitat (parada teleférico de Montserrat) y desde allí hasta el Monasterio de Montserrat hay unos 2km. Eso sí, al haber tanto desnivel, se tarda aproximadamente 1 hora o 1 hora y cuarto en subir. La ruta es preciosa y si te animas, una vez llegas al Monasterio se puede subir hasta Sant Jeroni y tener una de las mejores vistas de Cataluña.


Otros artículos que te podrían resultar interesantes:

Una de las dudas más importantes que tenía antes de viajar a Cuba era sobre dónde alojarme. En muchos blogs había leído la opción de dormir en casas particulares pero no lo había hecho nunca antes, así que tenía mis reservas. Para aquellos que estéis pensando en viajar a esta isla en los próximos meses y estéis pensando dónde dormir,...