Alojamientos para descubrir Israel y Palestina

En nuestro viaje a Israel y Palestina (que visitamos en Junio de 2019 junto con Jordania) hicimos base básicamente en Jerusalén, desde donde nos movimos a ciudades de los alrededores porque no teníamos muchos días para conocer a fondo el país. Aunque también nos alojamos en Tel Aviv y en el mar muerto, si volviese a esta zona sin duda alguna dormiría en Palestina. Os lo explico todo aquí:

Hostel en Jerusalén

Israel es un país pequeño que permite fáciles desplazamientos a través de su geografía. Lo único que hay que tener en cuenta es que los transportes israelitas no pasan por zonas palestinas, lo que a veces puede hacer que una distancia que en el mapa parece corta, se convierta en un recorrido mucho más largo por el rodeo que hay que hacer.

Nosotras tomamos como base Jerusalén para visitar Hebrón, Belén y Akko a parte de la propia ciudad sagrada.

Elegimos el hostel Citadel con precios muy ajustados y aceptable relación calidad-precio. Recomendamos la habitación privada porque la compartida tiene la puerta abierta 24h y, a parte de poco seguro, nos parece incómodo por el ruído. 

Lo peor del alojamiento son sus baños compartidos que, podríamos decir, no están en muy buen estado. Lo mejor sin duda sus vistas desde la terraza, son espectaculares. 

CONSEJO: vigilad si reserváis este hotel porque la opción más económica que te ofrece el hostel es "outside", lo que significa que te dejan unas mantas y un cojín y duermes en la terraza. Parece broma pero no. 

Aquí os dejo el link a la web del hostel. La habitación triple tenía un coste de 45€.

Hostel en Tel Aviv

Si seguís mis recomendaciones y elegís este hostel juvenil para vuestra estancia en Tel Aviv, cuando lleguéis a la puerta me querréis matar. Pensaréis "quién me ha mandado a seguir los consejos de esta loca". Porque sí, la entrada y la zona dan miedito, parece un polígono abandonado y cuando llegamos yo pensé: "¡ay madre!, ¿dónde nos hemos metido?

Pero una vez entréis se os pasarán todas las dudas. Seguramente es el hostel más guay en el que he estado nunca, con un ambiente brutal, con un rollo y un estilo super moderno y acogedor, con unos baños grandes y limpios y situado a 10 minutos de Old Jaffa, la zona antigua de la ciudad y su mayor atractivo.

Aquí tenéis el link para reservar una habitación en el Overstay Jaffa Hostel. El precio de una cama en habitación compartida de 6 es de 15€. No existe la opción de habitaciones dobles o triples. 

Mar Muerto - Ein Gedi

En la zona del mar muerto encontraréis muchas opciones de balnearios pero pocos hostels. Además, los pocos que hay tienen precios bastante caros. Nosotras dudábamos entre dormir cerca de Masada o cerca de Ein Gedi (tenéis la ruta completa aquí). Finalmente nos decantamos por Ein Gedi y fue todo un acierto, porque hasta el mar muerto son 20 minutos y la parada de autobús que nos llevó de Elliat a Masada y luego hasta Ein Gedi nos dejó en la mismísima puerta.

Nos alojamos en el Ein Gedi Youth Hostel. Un hostel decente, sin ningun lujo donde puedes desayunar y cenar (piensa que en la zona no hay NADA). Las habitaciones son antiguas pero están limpias y nosotras tuvimos la suerte de tener toda la habitación para nosotras (aunque habíamos reservado 3 camas en una habitación de 6). 

Os dejo aquí mi código descuento de 15€ de booking. Cada cama en habitación de 6 nos costaba 35€. 

Palestina

Aunque nosotras no nos quedamos a dormir ningun dia en zona Palestina porque nos daba respeto, ahora os puedo decir que si vuelvo alguna vez dormiré en ciudades palestinas el máximo de tiempo. Es más seguro de lo que nos quieren hacer creer los medios de comunicación  y, sobre todo, es gente que lo necesita mucho más ya que no reciben casi turismo.

A lo mejor algunos de vosotros ya lo conocéis, pero en Belén existe el "hotel con las peores vistas del mundo", un hotel creado por Bansky, justo delante del muro que separa Israel de Palestina y que dona todos los beneficios a ayudas en este país. Aunque no es apto para todos los bolsillos, vale la pena aunque solo sea entrar al vestíbulo y a la exposición de arte, donde se exponen obras de artistas palestinos. Es una iniciativa preciosa que los amantes del arte no os podéis perder.

Aunque como ya he comentado nosotras no dormimos en Palestina, en Hebrón conocimos al dueño del H2 Hostel Hebrón, un joven de 26 años que había estudiado en Europa y había vuelto a su pueblo para ayudar a su família a salir adelante y para hacer eco del problema que viven actualmente los palestinos. Si te alojas en el hostel ,ellos mismos organizan un montón de salidas por la zona del "West Bank" como le llaman los israelitas, zonas palestinas poco conocidas, con mucha historia y muy interesantes. A nosotras nos encantó descubrir Hebrón de su mano, entendiendo un poco mejor el conflicto, viendo todos los check points, visitando zonas abandonadas que Israel había desalojado de palestinos...aunque la ciudad no tenga nada de especial a nivel monumental o arquitectónico, me parece una visita obligada para entender el mundo de hoy en día.