Ruta de 4 días para visitar El Hierro de punta a punta

05.03.2021

Aunque parezca que la isla del Hierro es muy pequeña (que sí, lo es), sus carreteras y lo alejados que están sus puntos de interés hacen que lo mejor sea dividir la isla por zonas e invertir varios días en ir conociendo cada una de ellas. Aquí os dejo nuestro recorrido que incluye piscinas naturales, miradores, bosques, algún trekking y hasta un bautismo de buceo en la reserva natural:

Sabina símbolo de la isla
Sabina símbolo de la isla

DÍA 1:

Como ya os comentaba en otro post, nosotras nos alojamos en unos apartamentos en La Caleta y nos parece un punto super estratégico para conocer la isla. El primer día decidimos dar una vueltecita por el pueblo (se da en media hora) y después salir hacia el noroeste de la isla, uno de los puntos más alejados de nuestro alojamiento. Aprovechamos para pasar por uno de los charcos que más nos habían recomendado: el Charco Azul. Tiene una zona de aparcamiento y un acceso sencillo pudimos disfrutarlo completamente solas. El agua cristalina de la piscina natural y el contraste con la bravura del océano picando contra las rocas nos enamoró. Aunque el agua no estaba especialmente caliente decidimos darnos un baño y luego seguimos hasta el charco de La Laja que solo vimos desde arriba. Todas las carreteras de la isla son espectaculares pero las que se dirigen al Sabinar son especialmente bonitas. Aunque con el coche se puede llegar hasta la famosa Sabina que es símbolo de la isla, nosotras lo dejamos a 1km antes de llegar y decidimos pasear un poco por la zona porque el paisaje invita a ello. De vuelta, hicimos una parada en el Santuario de Nuestra Señora de los Reyes, patrona de la Isla e importantísima para los isleños (lo sabréis si ya habéis visto la serie de Hierro). Antes de irnos a comer decidimos hacer el camino hasta el Faro de Orchilla, que aunque nos habían recomendado verlo al atardecer preferimos hacerlo cuando estábamos cerca porque volver nos requería 1 hora de camino.

Aprovechamos para comer en el único restaurante que hay en la localidad de Pozo de la Salud, conocido por albergar un balneario. 

Por la tarde visitamos Tamaduste, a menos de 10 minutos de La Caleta y claramente uno de los lugares privilegiados del litoral herreño. Desde el centro del pueblo podéis dirigiros hacia el norte y caminar por La Fortaleza; es lo más cerca de pasear por otro planeta que he estado nunca porque básicamente paseas por montones de lava seca. A un lado las imponentes montañas, al otro el océano: ¡qué espectacular paisaje!.

DÍA 2

El segundo día de estancia en el Hierro era el que tenía que hacer mejor tiempo, así que lo dedicamos 100% a conocer zonas de playa. Empezamos por la cala de Timijarque, ubicada en un pueblecito con el mismo nombre muy cerca de la Caleta. Tiene solo dos calles pero cuenta con una cala de arena negra al borde la montaña que disfrutamos nosotras solas. Continuamos nuestro camino hacia Las Playas, una bahía donde las montañas tocan el mar y forman un espectáculo qué, como describió una de las amigas con las que viajaba, "podría ser esto Hawái perfectamente". Estuvimos en la playa que está justo al lado del Parador de El Hierro en el que no me importaría alojarme en mi próxima visita a la isla. En esta zona se encuentra también el roque de la Bonanza, una formación rocosa símbolo de la isla (que a mi me disculparéis pero no me pareció para tanto).

Después de comer en la Tafeña en el centro de Valverde nos dirijimos a lo que para mí es, sin ninguna duda, el lugar que se lleva el TOP 1 en mi ranking del hierro: el Pozo de las Calcosas. Mis expectativas eran 0 y de repente me encontré allí, arriba del acantilado, viendo ante mi una bahía con unas construcciones del estilo ancestral de la isla, con los tejados de colmo y hechas con material vegetal y al fondo, una piscina natural de agua del Atlántico que parecía una visión de lo espectacular que era. Bajamos hasta la orilla (el camino es sencillo, empinado, pero ya está) y estuvimos bañándonos en la piscina totalmente solas. No dábamos crédito a lo increíble del sitio, de verdad. (Parezco exagerada, pero prometo que vale mucho la pena). Es un escondite de postal que nos dejó un sabor de boca increíble para dirigirnos al último punto del día: el mirador de la peña.

He hablado de este mirador en el post sobre los restaurantes de la isla porque además de mirador, se puede tomar algo, comer o cenar. Aunque había mucha calima que nos impidió ver una puesta de sol espectacular, disfrutamos de los diferentes parapentes que volaban por la zona y de la obra de César Manrique en sí que merece una visita en cualquier momento del día. 

DÍA 3

Planeamos todas las rutas dependiendo del tiempo y este día en principio solo iba a hacer sol durante la mañana. Por eso decidimos dejar la parte de piscinas y plazas a las primeras horas y por la tarde dedicarla a la ruta por el bosque.

Empezamos con una ruta de cinco kkilómetros que une La Maceta con La Punta. La ruta por este sendero litoral es fácil y te sientes rodeada 100% de naturaleza. Lo recomiendo muchísimo. Además, es la previa perfecta a un buen baño en las piscinas naturales de La Maceta, otro lugar idílico en el que refrescarse. Antes de comer fuimos a visitar el Charco Los Sargos pero el día ya se estaba poniendo feo y el mar estaba muy agitado. Aún así, creo que merece una visita.

Después de comer en la famosa pizzeria de el Hierro (si no sabes por qué tienes que este post), subimos hasta el campanario de la Iglesia de la Candelaria, que tiene la particularidad de ser un campanario exento, es decir, separado del resto de la iglesia. Las vistas desde el campanario son imponentes y bien merece la subida.

La tarde la dedicamos a hacer un contraste paisajístico en los bosques de la Llanía. Es una ruta de siete kilómetros de ida y vuelta que se adentra en un bosque húmedo y espeso que, aún viéndolo con lluvia y niebla lo disfrutamos muchísimo. Es una actividad diferente a todas las demás que habíamos hecho en el Hierro y el cambio de paisaje nos encantó. Este día lo acabamos cenando en el mejor guachinche de El Hierro (¿otra vez no sabes de que hablo? Pincha aquí). 

DÍA 4

El último día tenía un grandísimo protagonista y era hacer nuestro bautismo de buceo. Empezamos el día en la cala de Tacorón que pese a ser de dimensiones pequeñas merece 100% una visita. Se encuentra a muy pocos kilómetros del pueblo de La Restinga y nos han dicho que hay días que en esta zona se pueden ver mantas e incluso delfines. Cuando fuimos nosotras había bastante oleaje y nos quedamos tomando el sol como señoras. Después de disfrutar de nuestro poquito de bronceado, bajamos a La Restinga a comer y a prepararnos para el submarinismo. La Restinga es un pueblo de pescadores que se encuentra en el punto más al sur de la isla y de toda España. Es un lugar famoso por sus increíbles fondos marinos. El pueblo es muy pequeñito pero tiene varias empresas para realizar buceo y explorar el Mar de las Calmas, la zona de inmersión mas famosa de las Islas Canarias. Como era nuestra primera vez hicimos la inmersión en el puerto y fue una experiencia que repetiríamos (aunque yo sufrí algún momento de pánico, no voy a negarlo).

Por la tarde vimos el atardecer desde las playas de este pueblo y pusimos el broche final a cuatro días increíbles descubriendo una isla que desde que la he visitado no paro de recomendarla.

Atardecer en La Restinga
Atardecer en La Restinga

Otros artículos que te podrían interesar:

Quizás es por lo cerca que tenemos las Baleares que cuando las visito me gusta hacerlo con calma. No me importa no ver todas las playas, pasear por todos los pueblos o disfrutar todos los atardeceres. No tengo ninguna presión por hacerlo todo y eso hace que las disfrute tranquilamente. Y como comer es uno de los grandes placeres del...

Aunque por encontrarse en Asia Central Uzbekistán puede parecer un viaje caro, la realidad es muy distinta: la moneda uzbeka (SUM) está muy devaluada y si viajas con el euro te darás cuenta de que todo cuesta muy poco en comparación con Europa. Os dejo aquí los gastos que hemos tenido nosotras en 9 días incluyendo vuelos, alojamientos, comidas...

Uzbekistán es el país más conocido de Asia Central y un sueño viajero para cualquiera al que le guste conocer el mundo. Conocer las antiguas ciudades de la Ruta de la Seda, descubrir algunas de las muestras de arquitectura islámica más increíbles del mundo o entender la mezcla cultural de una región musulmana antiguamente invadida por la URSS son...