Un libro para cada viaje

Desde hace muchos años intento leer libros relacionados con los viajes que hago. O bien porque la historia se desarrolle en la ciudad que voy a visitar o por que el autor sea del país en cuestión o porque esté relacionado de alguna manera con el destino elegido. Aprovechando estas semanas de parón, os dejo algunas ideas de libros que me han ayudado a entender mejor los lugares que he visitado, que me han acercado a la cultura de cada país o que, simplemente, me han parecido dignos de recomendar. ¡Ahí van!

ISRAEL Y PALESTINA - Dispara, yo ya estoy muerto | Julia Navarro

Más de mil páginas que me ayudaron a entender los inicios del conflicto de Israel y Palestina. Aunque la historia se centra en dos famílias, una palestina y una judía que emigra de Rusia, el trasfondo durante todo el libro es la historia del territorio palestino desde principios del siglo XX. Sin posicionarse en ningú momento, plantea los argumentos de cada uno de los bandos a lo largo de la novela y como los accontecimientos históricos mundiales como la Revolución Rusa o la II Guerra Mundial afectaron a este territorio. Aunque es largo, es muy fácil de leer porque la historia te cautiva desde el primer momento. Es de esos libros que cuando los acabas, te sientes solo, como si hubieses perdido gente de la que te gustaría seguir sabiendo más. 

JAPÓN - Kafka en la orilla | Haruki Murakami

Desde que empecé con Tokio Blues no he dejado de leer a Haruki Murakami y el verano pasado en Japón fue el momento ideal para atacar esta obra que hacía tiempo que tenía pendiente. Primera advertencia: no entenderás nada al principio. Sus personajes no son normales y puede costar un poco conectar con ellos. Pero a mí me cautivó: la magia, las señales, las realidades paralelas, el destino como centro de la historia... una combinación de lo real, de lo cotidiano y lo surrealista que me enamoró. 

El protagonista, Kafka Tamura, se va de casa el día en que cumple quince años. Sus pasos le llevan al sur del país, a Takamatsu, donde encontrará refugio en una peculiar biblioteca y conocerá a la misteriosa señora Saeki. En paralelo, conocerás a Satoru Nakata, un niño que durante la segunda guerra mundial sufrió un accidente del que sale con secuelas: le deja problemas para comunicarse con los humanos pero no con los gatos. La vida de los dos personajes se va entretejiendo hasta acabar formando una sola historia.

Como anécdota, decir que el libro se quedó olvidado en un hotel de Kioto. En unos años lo volveré a comprar para releerlo.

CUBA - El viejo y el mar | Ernest Hemingway

Cuando llegas a la Habana te das cuenta rápidamente del amor que sienten los lugareños por este escritor que pasó más de 20 años en la isla. Se podría decir en realidad, que se bebió la isla: La Bodeguita del Medio y El Floridita eran los bares preferidos de Hemingway a día de hoy están plagados de turistas gracias a ello. 

El viejo y el mar es la obra del autor que más explícitamente apela a Cuba. La historia transcurre en Cojímar, un pueblecito de pescadores donde Hemingway tenía atracado el barco con el que salía a pescar. Un pescador de origen español e instalado en este poblado costero fue su fuente de inspiración para escribir la obra. En la novela, el protagonista lleva demasiados días sin pescar nada y esto le hace lanzarse al mar con un cebo que no pueda ser rechazado. La novela hablar de la derrota, del triunfo personal, de la pérdida y de la vejez. No lo recomiendo si estás sensible: lloré con ganas(aunque también hay que decir que yo lloro con todo). 

MADAGASCAR (o cualquier otro país de África subsahariana) - Ébano | Ryszard Kapuscinski

La primera vez que empecé con este libro lo dejé a medias. Un año después, en mi viaje a Madagascar, volví con él y me encantó. Ébano NO es un libro sobre África como todos los demás. Ha pasado de estereotipos y de los lugares más comunes. El escritor explica sus experiencias viviendo en las casas más pobres del continente, enfermando de malaria, corriendo peligro de muerte en manos de guerrilleros...pero nunca perdiendo la mirada lúcida del reportero. Habla de la tragedia de Ruanda, de la ciudad de Lalibela o de una jornada cualquiera en un pueblo perdido de Nigeria. El libro es una mezcla de reportaje, historia y ficción que, cuando conseguí enganchar, me llegó muy adentro. Ha ganado el premio Viareggio y muchos definen a Kapuscinski como el mejor reportero de su siglo. ¿Por algo será, no?


Otros artículos que te podrían interesar:

La cuarta isla más grande del mundo es un país muy poco explotado turísticamente (por ahora). Se caracteriza por sus parques naturales repletos de lemurs y de baobabs. Pero Madagascar es mucho más: es un paraíso repleto de parques naturales, playas paradisíacas y poblados tan auténticos que parece mentira que sigan existiendo.