Ruta de 10 días por Egipto

Sus pirámides, sus templos y su antigua civilización hacen que Egipto sea un destino obligado para todo al que le guste viajar y conocer nuevas culturas. Hace unos años, viajar a Egipto era muy sencillo porque todos los tour operadores ofrecían esta posibilidad; pero a raíz de la primavera árabe, viajar a Egipto se ha convertido en algo socialmente valorado como "inseguro".

Sin pensárnoslo dos veces (cómo hacemos normalmente, la verdad) nosotras decidimos comprar vuelos al Cairo y recorrer el país por nuestra cuenta. Aquí os dejo la ruta que seguimos durante 10 días por el país:

DÍA 1 - El Cairo

Llegamos la noche anterior a la capital del país con el tiempo suficiente de encontrar el hostel e irnos a dormir para prepararnos para el tute que nos estaba esperando. El primer día lo quisimos dedicar a conocer el museo egipcio de El Cairo, el mercado de Jan el-Jalili y la Ciudadela de Saladino. Pronto os dejo todos los detalles de qué hacer un día en El Cairo.

DÍA 2 - Piramides de Guiza, Saqqara y tren nocturno a Aswan

Las pirámides de Guiza son seguramente el punto más visitado del país (aunque voy a avanzaros que no es lo más bonito ni de lejos). Nosotras organizamos excursión desde el hostel con un guía local que nos llevó primero a visitar un museo donde nos explicaron como hacían los pergaminos en el Antiguo Egipto (típico sitio al que te llevan para que compres pero que tiene su encanto) y posteriormente visitamos Saqqara, dónde se encuentra la primera pirámide conocida de Egipto. Comimos en un local super auténtico que el guía nos recomendó y dejamos las Pirámides de Guiza para la tarde, dónde disfrutamos de un paseo por la zona (sin llegar a visitarlas por dentro) y de la famosa Esfinge. Como ya os comentaba, esta excursión es obligatoria si visitas El Cairo y es tu primera vez en el país pero el hecho de estar tan cerca de la ciudad (no la pierdes de vista en ningún momento) y que haya tanta gente (no me quiero imaginar esta zona cuando el turismo estaba en auge en Egipto) hicieron que no me impresionase tanto. Nuestra siguiente parada era la otra punta del país, Aswan, para poder visitar Abu Simbel. Nosotras cogimos el tren nocturno desde la estación del Cairo. CONSEJO: prepárate para un tren poco cómodo (son asientos, no camas) y de más de 12 horas de trayecto. Existe la opción de hacerlo en avión pero en nuestro caso se iba de presupuesto.

DÍA 3 - Aswan

Llegamos a Aswan casi al mediodía, buscamos alojamiento y nos pasamos la tarde paseando por el centro de la ciudad (lleno de mercadillos), por el borde del río (de aquí salen muchos cruceros por el Nilo) y por último buscando una excursión organizada a Abu Simbel. CONSEJO: si vais por vuestra cuenta, solo podréis contratar la excursión desde la recepción de algún hotel de alta categoría (nosotras dormíamos en un hostel local) y nos costó lo nuestro. La mayoría de gente va en tour organizado y no es tan fácil encontrar alguien que te lleve a Abu Simbel, a 4 horas de Aswan y que está controladísimo por estar tan cerca de la frontera con Sudán.

DÍA 4 - Abu Simbel y Poblado Nibio de Aswan

Éste fue, sin duda, uno de los días más TOP del viaje. El día empezó muy pronto porque no puedes visitar Abu Simbel a la hora que te apetezca si no vas en tour organizado. Salen caravanas de coches todos juntos escoltados por la policía a las 4.30h de la mañana y tienes que adaptarte. Pero, gracias a eso, llegamos a Abu Simbel y no había NADIE. Fue espectacular. Allí puedes contratar guías locales que te expliquen bien la historia de todos los templos. No tiene desperdicio. Nos volvimos con el mismo chófer hasta Aswan a la hora de comer y la tarde la dedicamos al poblado Nubio, una zona al otro lado del río que me pareció ultra kuki (aunque hay mucha gente que dice que es muy turístico). En cualquier caso, a mi me pareció super recomendable. Todo está pintado de azul, lleno de mercadillos y de terrazas con encanto.

DÍA 5 - Templos de Philae, Kom Ombo y Edfu

Mucha gente hace este trayecto en varios días a bordo de uno de los cruceros del Nilo. A nosotras no nos valía la pena por dos motivos: el tiempo que tienes que invertir es de 3 días y además, es mucho más caro que hacerlo en coche. Buscamos un chófer que nos llevaste hasta Luxor pasando por estos 3 templos. Tuvimos algunos imprevistos (qué, si os hace gracia, os cuento por privado) pero finalmente nos dio tiempo a visitar los tres templos (Kom Ombo solo por fuera) y llegar a la hora de cenar a Luxor. CONSEJO: Si vas a visitar el templo de Philae por tu cuenta, en la taquilla te cobrarán el precio de la entrada y una vez entres tendrás que volver a pagar para que un barco te lleve hasta el templo (está en una isla en medio del río). Os dirán que aunque seáis solo dos tenéis que coger un barco para vosotros (que caben como 15 personas). Intentad juntaros con algún grupo y os saldrá mucho más barato.

DÍA 6 - Luxor: Valle de los Reyes, Templo de Hatshepsut y templo de Luxor

Luxor es otra de las paradas super obligatorias de un viaje a Egipto porque es la antigua Tebas, epicentro de la vida de los faraones egipcios cuando estaban en su máximo esplendor. Si eres un fanático de la cultura e historia egipcia, te recomiendo que te quedes mínimo tres días. Nosotras estuvimos el primer día visitando el Valle de los Reyes (una de las cosas más increíbles que he visto en mi vida), el templo de Hatshepsut y por la tarde visitando el centro de la ciudad de Luxor y conociendo su famoso templo. La mañana (Valle de los reyes y templo de Hatshepsut) lo hicimos con un tour organizado desde el hotel que incluía el transporte y el guía, muy recomendable en este tipo de sitios para entender mejor todo lo que ves. Sino muchas veces no eres capaz de apreciar el valor de lo que vas viendo, especialmente en países como Egipto dónde cada piedra es cultura e historia. 

DÍA 7 - Karnak y viaje a la península del Sinaí

Mucha gente piensa que un viaje a Egipto no incluye playa. Si solo te quedas una semana y haces El Cairo - Luxor - Aswan (típica ruta corta) es verdad que no da tiempo a ir a pasar unos días al Mar Rojo. Como nosotras queríamos sí o sí acabar en el mar, decidimos alargarlo un par de días más y visitar Sharm El Shaik. Por la mañana visitamos Karnak, uno de los templos más grandes y mejor conservados del país y al mediodía cogimos el bus hacia el Cairo.

Para llegar a Sharm el Shaik hay dos opciones: bus o avión desde la capital. Nos decantamos por el bus por una cuestión de precio y la verdad es que no fue demasiado duro: se trata un bus nocturno de una compañía básicamente para turistas, relativamente cómodo y nos pasamos el trayecto durmiendo. Sí que es verdad que como la península del Sinaí se considera territorio peligroso, durante la noche bajamos 3 veces a abrir las maletas en controles policiales. Aún así, si cuentas con presupuesto, el vuelo a Sharm el Shaik es de menos de 2 horas desde El Cairo y te ahorras mucho tiempo. 

DÍA 8  - Sharm el Shaik 

Queríamos dedicar estos dos últimos días a descansar y a estar en la playa. Llegamos a media mañana a nuestro hotel (aquí cogimos un resort con piscina, nuestro caprichito del viaje) y por la tarde hicimos una ruta de 4x4 por el desierto para ver la puesta de sol.

DÍA 9 - Sharm el Shaik 

Nuestro segundo día en Sharm el Shaik lo dedicamos a hacer snorkel por el Mar Rojo. Lejos de como me la imaginaba, la costa de esta zona es escarpada bañada por un mar turquesa increíble. Los corales están super cerca de la orilla, por lo que haciendo snorkel ya puedes ver una pasada de vida marina. A última hora volvimos a coger el bus nocturno al Cairo para volver a Barcelona.

DÍA 10 - El Cairo

Llegamos a primera hora a El Cairo y estuvimos paseando por la ciudad hasta la hora de coger el avión y poner punto final a este increíble viaje.