5 motivos por los que una escapada al Priorat es una idea maravillosa

08.01.2021

El Priorat es un rincón de Cataluña en la comarca de Tarragona que se ha hecho famoso por sus excelentes vinos. Después de haber visitado la comarca en varias ocasiones, creo que es el momento de daros 5 motivos de peso para que planeéis una escapadita a esta zona.

  • Porque os podréis alojar en Terra Dominicata, un hotel 5* en el corazón del Priorat. Inaugurado en el 2018 después de 4 años de transformación, esta masía de 26 habitaciones se encuentra en el medio de la naturaleza rodeada de olivos, viñas y huertos para permitirte despertarte en medio del paraíso. La finca cuenta con su propia bodega donde poder degustar los vinos de cosecha propia y un restaurante ultra recomendable: Alma Mater. Aunque yo lo he visitado en Navidad, estoy segura de que es un alojamiento perfecto también durante la primavera y el verano, ya que cuenta con unas terrazas preciosas y una piscina exterior con vistas a las viñas. Os aconsejo que reservéis directamente en su web: tenéis un 5% de descuento y la visita a las bodegas de forma gratuita.
  • Porque los vinos del Priorat son DOQ (Denominació d'Origen Qualificada) y querrás probarlos todos. Los vinos del Priorat cuentan con varios premios internacionales, pero ¿sabéis qué los hace tan especiales? La zona de producción del Priorat se caracteriza geológicamente por tener suelos con predominio de pizarras carboníferas y cultivarse en estratos de gran pendiente que constituyen un conjunto de montañas de fuerte desnivel. En consecuencia, el cultivo de la viña resulta difícil y se produce en pequeñas dosis, siempre adaptado a las condiciones meteorológicas, obteniéndose vinos de excelente calidad y con alta graduación alcohólica. Hay muchísimas bodegas donde degustarlos, pero a parte de recomendaros la propia Bodega de Terra Dominicata os recomendaría Venus La Universal (bodega de Sara Pérez, una de las mujeres más influyentes y admiradas del vino español), Mas Martinet, Terroir al Limit o la bodega Mas Alta (con unas vistas increíbles).
  • Porque podréis ver una de las puestas de sol más bonitas de Cataluña en Siurana. Y si no podéis ir durante el atardecer, igualmente visitad este pueblo: es uno de los mejores miradores de Cataluña. Es un pueblo super pequeñito de calles adoquinadas que crean una atmósfera de cuento y misterio. Es un pueblo medieval y se pueden visitar las ruinas del castillo de Siurana, parte del cinturón defensivo de los árabes para defender el Al-Andalus en el siglo IX. Pero, si hay una zona especialmente bonita es el barranco con las vistas al río que es el escenario de la leyenda más famosa de Siurana. Según cuenta la misma, cuando los cristianos cerraron el cerco alrededor de la fortaleza y la rendición de esta era inminente, la preciosa reina mora Abdelazia no soportó la idea de caer en manos de sus enemigos y se montó sobre su corcel blanco para saltar al precipicio. Desde entonces, y para siempre, quedó marcada la herradura del caballo sobre la superficie de la roca desde la que saltó. Algunos dicen que la muesca es debida a que el pobre animal intentó frenar su galope al vacío cuando se dio cuenta de a dónde le estaba conduciendo su ama. Sin embargo, otros defienden que el animal aceptó su destino con valentía y tomó un gran impulso, dejando la marca en la piedra. A mí me gusta más la segunda :)


  • Porque podréis descubrir la Cartuja de Escaladei, el primer monasterio del orden de Sant Bru de la península Ibérica. Está situada en un valle cerrado a los pies de la Serra del Montsant (y a menos de 10 minutos del hotel Terra Dominicata) y actualmente podréis pasear por el recinto y contemplar lo que queda de la iglesia mayor y del claustro. Está en fase de restauración, así que espero poder visitarlo pronto de nuevo para poder ver el cambio. Los monjes cartujos construyeron las dependencias básicas del monasterio con un estilo de transición del románico al gótico, como la iglesia de Santa Maria (1228), el claustro real, la docena de celdas de su alrededor, la sala capitular o el claustro pequeño y varias capillas, así como algunas dependencias del servicio. Posteriormente, gracias a la protección real y al prestigio de la propia cartuja, el conjunto fue ampliado y se duplicó su capacidad, con un nuevo claustro gótico (1333) y doce celdas más. Una ampliación que finalizó en 1403 con la construcción de un último claustro de estilo gótico flamígero.

  • Porque podréis disfrutar de la auténtica gastronomía catalana. Hay restaurantes por la zona realmente recomendables como es el caso del Alma Mater, dentro del hotel Terra Dominicata que ya os comentaba en el primer punto. Si queréis alguno más os diría 2 Origens a Falset dentro de una bodega, Ca l'artur a Vilella Baixa, Hotel Balcó del Priorat a la Morera del Montsant con unas vistas impresionantes y Quatre Molins a Cornudella de Montsant que acaba de ganar 1 estrella Michelín.  

Otros artículos que te podrían resultar interesantes:

Lanzarote ha sido mi tercera isla canaria visitada y sin lugar a dudas, mi preferida hasta el momento. Sus pueblecitos de casitas blancas, sus restos volcánicos, sus playas de agua cristalina y toda la arquitectura de César Manrique hacen que Lanzarote valga muchísimo la pena. Os dejo en este post lo que más me ha gustado de la isla.